domingo, 17 de abril de 2016

Comparativa datos GPS

Introducción
En muchos casos me han preguntado sobre el uso de receptores GPS de muñeca, de tipo mas deportivo, en lugar de los mas tradicionales para montaña tipo Dakota, eTrex 20/30, Oregon, etc...  Sobre cuál iba mejor para montañismo, para carreras, etc....
Para analizar las posibles diferencias entre ellos he decidido hacer una prueba con ellos. Realizando el mismo recorrido en bicicleta con dos aparatos y viendo qué resultados se obtienen.

Material y métodos
He utilizado un GPS Garmin modelo Oregon 600 y un Garmin 310xt. Ambos colocados en el manillar de la bicicleta para que tuvieran buena cobertura, o al menos, la misma.

El Oregon600 estaba configurado para grabr el track en distancia, cada 10 metros. Así se evita que tome puntos cuando estamos parados y que acumule errores cuando vamos muy despacio.
Para la descarga de datos de Oregon600 he guardado el tracklog en el GPS y después he copiado el fichero gpx generado al ordenador. Una vez hecho esto, se importa este fichero gpx a BaseCamp y con dicho programa pueden verse los datos de distancia, velocidades y desniveles.

Para la descarga de datos del 310xt he usado GarminConnect, que es la aplicación vía web que ofrece Garmin para descargar y analizar los datos que recoge el aparato. Así se puede hacer un primer análisis de los datos de distancia, velocidades, frecuencia cardíaca y desniveles. También se puede exportar a gpx el recorrido, así que he exportado a fichero gpx. Este fichero gpx se importa a BaseCamp y con dicho programa pueden verse los datos de distancia, velocidades y desniveles pero no los de frecuencia cardíaca.

Resultados

Vamos primero con la comparativa de recorridos:

Oregon600: mapa

Oregon600_mapa

 310xt: mapa

310xt_mapa

 El recorrido grabado por ambos receptores es prácticamente idéntico, sin que haya diferencias apreciables entre ambos recorridos.


Pasemos a analizar el perfil de cada receptor:

 Oregon600: perfil

Oregon600_perfil

 
310xt: perfil

310xt: perfil

 Los perfiles de ambos receptores son similares a grandes rasgos pero llama mucho la atención que el perfil generado por el Oregon600 es mucho mas "suave" mientras que el del 310xt tiene muchos mas altibajos como su hubiera estado subiendo y bajando constantemente. ¿Afectará esto al desnivel acumulado? ¿Habrá diferencias entre lo que dice un receptor y otro?

Veamos entonces la información de cada track:

Información que nos da GarminConnect sobre el track recogido por el 310xt:


Información que ofrece BaseCamp sobre el track recogido por Oregon600:

Oregon600: BaseCamp informacion



Finalmente, información que nos da BaseCamp sobre el track recogido por el 310xt: 
 (Exportado desde GarminConnect e importado a BaseCamp):

310xt: BaseCamp informacion



 Con esta información delante ya podemos ver muchas mas cosas, ¿verdad?

Los datos de puntos del track son casi iguales: 4050puntos para el 310xt y 4017 para Oregon600.

Las distancia del track es prácticamente la misma: 51.2Km para el 310xt por 51.6km para Oregon600. Apenas 400 metros de diferencia en 52 kilómeros suponen un error del 0.77%. Totalmente despreciable.

El tiempo transcurrido es casi igual también: 4:03h para el 310xt por 4:05h para Oregon600.

Los valores de media y media en movimiento, como no puede ser de otro modo partiendo de valores de distancia y tiempos casi iguales, son casi clavados.

Las diferencias empiezan cuando vamos a los valores de altura, o mas bien de ascenso y descenso acumulados. La altura mínima es casi igual, 534m. para 310xt y 547m. para Oregon600 mientras que los valores de altura máxima son de 1.012m. para 310xt y de 1.001m. para Oregon600.

En los valores de ascenso ya vemos diferencias abismales:

Garmin connect para 310xt: 1.818m. de subida  y   1.813 de bajada

BaseCamp para 310xt: 2.817m. de subida  y  2.815m. de bajada

BaseCamp para Oregon600:  1.034 m. de subida  y  1.020m. de bajada

Sorprendentemente, los datos de ascenso/descenso del Garmin310xt se han multiplicado por un factor de 1,55 al exportar los datos y luego importarlos en BaseCamp, pasando de 1.818m. a 2.817m.Y no solo eso, sino que partíamos de unos datos de ascenso mucho mayores (1.818m.) que los que nos suministra Oregon600, que son mucho mas realistas y de 1.034m. de subida.

Conclusiones

Los tracks obtenidos con receptores GPS dedicados al mundo deportivo, de entrenamientos y carreras, como el 310xt, recogen bien los datos de posición y no difieren de los tracks recogidos por receptores GPS mas dedicados a la Montaña y la orientación. Los datos de distancia son fiables.

Los tracks obtenidos con receptores GPS dedicados al mundo deportivo, de entrenamientos y carreras, como el 310xt no recogen fielmente los datos de altura en cada punto y por tanto los datos de desnivel acumulado que ofrecen no son reales.

Estos datos de desnivel acumulado están muy, muy sobrevalorados y, en algunos casos, pueden suponer errores de 2 a 3 veces sobre los valores reales, 2.817m. frente a 1.034m. que es el valor mas acertado.

Por tanto, es recomendable para tomar un track de un sendero, carrera o cualquier otra situación que se quiera difundir hacerlo con un receptor GPS dedicado a la Montaña y la orientación.

martes, 26 de febrero de 2013

Reuniones en Escalada Deportiva

Hoy día la mayoría de los escaladores sólo practican la escalada deportiva. Muchos de ellos por la seguridad, pretendida seguridad de la escalada deportiva. Es cierto, es menos peligrosa que otras modalidades de escalada, pero eso no quiere decir que no haya que cuidar las precauciones. En el caso de las reuniones en escalada deportiva también hay que tener ciertas precauciones.


Reunión de escalada deportiva. Una de las mas completas, dos chapas unidas con una cadena y argolla, además un mosquetón para el descuelgue. La pega es que el mosquetón no es de seguro.



Estas instalaciones fijas son caras de comprar y de instalar (aunque el equipador casi nunca cobra su trabajo). Los mosquetones de las reuniones se desgastan si constantemente escalamos en top-rope (o en polea) contra ellos.

Detalle del mosquetón del descuelgue. Claramente representa un problema para la seguridad de la cuerda. Por ahora el borde no es cortante..... pero podría llegar a serlo. Además, está la pérdida de resistencia del mosquetón al reducirse su grosor.  


 
Para evitar ese desgaste, que es bastante perjudicial para las cuerdas y, por tanto, para  nuestra integridad física deberíamos TODOS usar un mosquetón de seguro pasado por la anilla de la reunión en lugar de rozar la cuerda por el mosquetón de la reunión.




Por si acaso, aunque es muy, muy improbable, podemos reasegurar la cuerda usando una cinta exprés a la chapa de arriba.




Ya puestos, podemos asegurarnos de que la cuerda no roza consigo misma por una mala orientación y evitar que pase lo de la foto inferior.



Con esta sencilla técnica, que solo nos llevará unos segundos podemos alargar mucho la vida de las reuniones de las vías deportivas y también cuidar mas nuestra cuerda.

Saludos, Alfonso










lunes, 10 de diciembre de 2012

Mi primera maratón

Aunque este es un blog sobre montaña y sus actividades, por la singularidad de que corría mi primera maratón urbana.... me he decidido a poner una entrada aquí.

El recorrido: Básicamente Paseo Marítmo y una pequeña entrada el Centro de Málaga a la vuelta.




La cosa pintaba muy bien hasta hace unas semanas, el plan de entreno iba bien, el cuerpo respondía.... pero bueno...., excusas cada uno tendrá la suya. Vamos a lo que vamos.

Domingo 9 de Diciembre, son las 9:00h y empezamos a correr desde el Estadio de Atletismo de Málaga.


Correr unos 20 Km. después de estar todo el verano corriendo para preparar la maratón se antojaba una cosa fácil, y efectivamente así fué. Teníamos claro que la dificultad empezaba mas adelante, y vamos ¡sí que se puso difícil!

Los primeros kilómetros se hacían fáciles.... las risas y los chistes eran la tónica general en todo el grupo.

En unos 40min. llegábamos al Muelle Heredia, casi 8Km. y dar la vuelta para volver al Estadio. El ritmo clavado al objetivo, los kilómetros caían a 5:35, 5:38, 5:30.... Antonio frena que vamos muy rápido....


Llegados de nuevo al Estadio habíamos completado casi 14Km., nada de nada.... frescos como una rosa.

Ahora tocaba de nuevo lo que ya habíamos hecho. Terreno conocido, llano y... a correr. De nuevo el ritmo perfecto, 5:30, 5:25, 5:28....

Pasamos la media en 1:55h.... esto marcha fantásticamente bien.... Ya solo queda restar..... ¡¡Nos queda menos de la mitad!!  ¡¡VAMOS, VAMOS!! Era el grito de guerra del grupo.

Luego Paseo Marítimo, de nuevo terreno conocido... y a correr, con cabeza pero a correr. Los baños del carmen y hasta la Policía Local del Palo. Vuelta, ya solo nos queda volver.... son las 11:30h. y llevamos casi 27Km.

Las dos primeras horas se corren solas, no hace falta concentrarse ni apretar, solo correr y no pasarse de ritmo. Por ahora pienso en las horas de entreno, las series a muerte, las tardes de calor en verano, las mañanas de frío en otoño.... Pero me gusta esto. ¡¡Y vamos disfrutando!!

Por ahora seguimos manteniendo el ritmo





La gente aplaudiendo, dando ánimos....te llevan en volandas. Hacemos el Km30 a las 11:47h :-)

Cumplimos las 3 horas en el Restaurante Antonio Martín (32Km. y algo). Gritamos, nos animamos   ¡¡VAMOS, VAMOS!!  que esto lo terminamos. 

Gente y más gente, familias enteras, ¡¡qué empujón!!

El mejor momento de una cosa de éstas no es cuando llegas, sino cuando ves que, a no ser que pase algo muy grave e imprevisto, vas a llegar. En ese momento hay un subidón de moral, una alegría y una energía ¡que vaya! Y eso a mí me paso en la Plaza de la Merced, Km 33 y algo, poco más de las 12 de la mañana.

Pero lo que quedaba no iba a ser fácil.... ya sabíamos que nos iba a tocar sufrir... y mucho. Creo que esa fue la clave, saber de antemano que la parte final sería muy, muy dura.

Desde el km 31-32 ya iba bastante por encima de 180 pulsaciones ¡¡Houston, tenemos un problema!! 



¿Cuanto tiempo podré aguantar a estas pulsaciones? Ya veremos, pensé, tú sigue aguantando el ritmo de carrera.

Calle Carretería, las 12 y pico.... Km.35 Ahora empieza de verdad esto (¡¡Cómo me duelen las piernas!!) Ahora sí que hay que concentrarse y apretar los dientes y el culo..... 

Objetivo: llegar al río, le digo a Antonio.
Antonio; ¿Cómo que al río? Allí llegamos en un momento y luego seguir.
Yo: Sí, sí, luego seguir pero necesito objetivos parciales y cercanos.

Poco a poco, sin aflojar vamos haciendo metros. Llegamos al río.

Vamos corriendo, marcando los tiempor previstos. No sé cómo podemos aguantar el ritmo previsto.

Km 37, Km 38 Esto se está poniendo jodido de verdad....

Y ahora es cuando uno tiene que repetir como un mantra permanente: 

No voy a parar.... no voy a parar.... 

Un kilometro mas, un kilometro mas

Hasta el siguiente cruce, hasta Diputación, a la próxima rotonda

Tanto si creer que puedes como si no, estás en lo cierto

En estos momentos las pulsaciones se me han ido por encima de las 185. Oscilan entre 185-190..... Y aún me quedan 4-5 Km.



Antonio tira de mí con su  ¡¡VAMOS, VAMOS!!

El dolor es casi insoportable..... el gemelo derecho es una pieza inmóvil y los cuadriceps no dan mas de sí.....

No voy a parar, no voy a parar.....

Pero bueno, solo nos quedan unos 20 minutos..... después de tanto esfuerzo, tanto entreno.... ¡¡NO PUEDES PARAR!!

Pasamos el Km 40..... ¡vamos a llegar! Solo nos quedan 12-13minutos. Los dolores siguen... pero ya da igual, nos damos la mano y nos felicitamos.

¡¡VAMOS, VAMOS!! gritamos a la par

Ahora sí que disfrutamos, la recompensa ha llegado.....

Pasamos los últimos metros, la gente animando (Gracias, gracias a todo el público)


La entrada al Estadio es espectacular, no ves nada ni a nadie. Solo uno mismo y la meta...... 

Y al pasar la meta.... la alegría se desboca........, lo hemos conseguido........, nos abrazamos........, nos caemos al suelo.......

Luego vendrán la hidratación, el masaje, la ducha y el descanso. 


Y ahora la pregunta que muchos se harán:  

¿y merece la pena?   Por supuesto que sí. 

Teníamos un objetivo difícil, lo trabajamos, lo entrenamos y lo afrontamos.  

Cuando la cosa se me complicó, peleé.

Cuando llegaron el dolor y el sufrimiento estábamos preparados y lo afrontamos y lo aguantamos.

Cuando llegó la recompensa la disfrutamos.................

Mi cuerpo me llevó hasta los 35Km. luego corrió mi mente. 


Esta maratón ha llevado a mi cuerpo a un estado que antes no conocía. 

Esta maratón ha llevado a mi mente a otro estado de consciencia distinto al de siempre.




El dolor y el sufrimiento son pasajeros, 
la satisfacción y el orgullo eternos.



Porque el sufrimiento de ayer y el dolor de piernas se me van a quitar en unos días....... pero la satisfacción de terminar una maratón, al primer intento, antes de los 40 años y con mi pie izquierdo de compañero..... eso, eso nadie, nunca me lo podrá quitar.  

Y ahora a pensar en el próximo reto...........................

















domingo, 15 de julio de 2012

Vía Silvia en la pared del Veleta


Vía Silvia en el Veleta.
5 largos, dificultad máxima V ó V+.
Reuniones seguras, pero no rapelables. 
Seguros fijos: 1bolt en L1. 2clavos en L3. 1bolt en L4.


A veces, la suerte sonríe a los costrillas
La perseverancia, si no se torna en cabezonería, suele tener premio.

Al levantarnos (aún de noche, a las 6h) el fortísimo viento en la Hoya de la Mora nos hace pensar si subir o no. Pero pensamos que habría que intentarlo.... a lo mejor cuando amanezca amaina el viento. ¡¡jaja, qué ilusos!!

Finalmente, salimos a las 7:20h con muuuucho viento y sin tener muy claro que pudiéramos hacer algo, pero.... había que subir.

Subiendo por la pesada Loma desde la Hoya de la Loma a las Posiciones del Veleta. Día de fortísimo viento de Poniente y encima a los 15min. de salir nos cae un micro-chaparrón. ¡¡Qué cara se nos puso!!


Pero seguimos subiendo, y tras echarnos varias veces al suelo para evitar que el viento nos llevase, alcanzamos las Posiciones del Veleta y bajamos por el Veredón.


Afortunadamente, como pensábamos allí el viento daba menos y pudimos pensar que sí, que podríamos escalar.

Parte baja del primer largo. Una flecha amarilla pintada en la pared marca el inicio de la vía. Y un bolt con un cordino a media altura indica por dónde seguir.



En la preparación, a veces te sorprenden en posturas extrañas..... solo me estaba poniendo los pies de gato :-)



Finalizados los preparativos, empieza el baile....



Luego sube mi compi. Los dos en la R1.



El largo 2 se inicia con una zona muy tumbada, de andar casi para luego afrontar el "paso del lagarto", por donde viene mi compañera. Al fondo, la placa de artifo de la Vía del Jota.



La R2 está en una comodísima repisa




La R2, bien preparada


Los dos juntos en la R2



Luego la vía sube en vertical hacia unos evidentes diedros, que se toma el de la izquierda. Éste está asegurado por dos clavos, según cada cual se puede meter algo mas o bien pasar solo con los clavos.

Ya en la R3.



Malísima foto (desde la R3, hacia abajo) del tercer largo. Son repisas fáciles para luego hacer el diedro. En el círculo rojo se halla la R2, se aprecia la repisa tras el paso del lagarto.



De la R3 se sale, hacia la izquierda, por una fácil llambría que busca evitar los desplomes que hay sobre ella. Se sube



Se sube hacia la placa negra, donde hay un parabolt.


Abajo, en la R3, mi competente aseguradora me observa subir. La altura es considerable y el patio bajo nosotros da una excelente ambiente a la escalada.


Desplomes y mas desplomes que la vía evita con gran inteligencia





Mi compañera remonta por el cuarto largo, fácil y tumbado. Eso sí, sin poder caerse porque los pendulos son de vértigo.



No hay fotos de la R4, ni de mi último largo. Así que ya la siguiente, de mi compañera subiendo el tramo final del quinto largo.




Última reunión, 




Y para finalizar la actividad, bajada rapidita al coche.

Ahora sí, ahora sí ha terminado la actividad.




Fantástico día de actividad y la mejor compañía.












lunes, 4 de junio de 2012

¿Cómo montar un rápel?



1.- Instalar la/s cuerda/s
Si estamos usando una cuerda simple, entonces verificar que ponemos la cuerda por la mitad para que queden los dos cabos igual de largos. La mejor forma de hacerlo es que esté marcada la mitad. Si no lo está, pasar un extremo por la/s argolla/s e ir pasando ese cabo y plegando la cuerda (ambos cabos) hasta que esté justo la mitad en la argolla.

Si usamos cuerdas dobles, entonces pasar un cabo de una de ellas y anudar con la otra. ¿Qué nudo usar? Ocho doble por chicote, pescador doble o nudo cola de vaca, según diversas cuestiones que no analizaré ahora.

Cuerdas anudadas con un ocho doble por chicote +  nudo de remate.

2.- Anudar los extremos finales de las cuerdas. Preferentemente un nudo de remate en cada cabo, se engancharán menos que si hacemos un nudo con los dos cabos.


3.- Colocar el dispositivo para asegurar el rápel. Puede ser un cordino con un nudo autobloqueante (Prusik, Machard o Bachman) o un Shunt (=pico pato).
Aunque es un tema con mucha discusión, la opinión mayoritaria es que es mejor colocar el descendedor arriba y el bloqueador abajo.

Bloqueador Shunt, también conocido como "pico pato".
 Nudo Machard sobre la cuerda de rápel para autobloquear


 El bloqueador (Shunt o nudo) debe ir cerca del arnés, unido a éste con un mosquetón de seguro al anillo de rápel.

4.- Colocar el descendedor (Reverso, ATC, Toucan, placa gigi,...) por encima del bloqueador.

 Reverso-3 (Petzl)                               ATC-Guide (Black-Diamond)

5.- Posición correcta de la cuerdas pasadas por el reverso2. En caso de rapelar con cuerdas finas (diámetro inferior a 9mm) es necesario poner dos mosquetones para aumentar la fricción y el poder de frenado del sistema.

Descendedor ATC-Guide colocado sobre las cuerdas de rápel.

La posición correcta de las cuerdas es con el anillo pequeño arriba y la cuerda que cogemos con las manos pasando por las V del aparato para tener mayor fricción.

 El descendedor debe ir un poco alargado, a una altura a la cual lleguemos con la mano. Para ello se usa una:
  • cinta larga con un mosquetón de seguro al anillo de rápel del arnés
  • la daysi-chain
  • una segunda baga de anclaje

 Sistema completo. El descendedor por arriba y el bloqueador (Machard) por debajo.

De esta forma, el ángulo de la cuerda en el descendedor incrementa el frenado y el bloqueador por debajo es más fácil de desbloquear.

A la hora de iniciar el rápel, SIEMPRE, SIEMPRE:
  • Mientras tenemos nuestra baga de anclaje unida a la reunión,
  • tensamos la cuerda sobre el descendedor y bloqueamos el nudo o el Shunt,
  • comprobamos, cargando peso, que el sistema está bien montado. Que el bloqueador bloquea y que el descendedor está bien orientado.
  • Quitamos la baga de anclaje, que no debería tener tensión
  • Ahora ya dependemos de nosotros mismos, nuestro nudo/shunt y el descendedor.
  • Comenzamos a rapelar.

Al llegar a la siguiente Reunión, en caso de ser más de un rápel,:
  • Nos anclamos con nuestra baga de anclaje a la reunión.
  • Cargamos peso, sobre la baga de anclaje, para comprobar que  la reunión está bien,
  • Sujetamos las cuerdas a la reunión.
  • Nos soltamos del nudo/shunt y el descendedor.

Espero que sea útil a quien lo lea, se aceptan todo tipo de comentarios. Y como decían en una conocida serie de TV, "Tengan cuidado ahí fuera".

Saludos, Alfonso